JORGE BASADRE HISTORIA DE LA REPUBLICA DEL PERU PDF

La falaz prosperidad del guano [] TOMO 4 y 5. El comienzo El oncenio [] TOMO Breves notas

Author:Shaktigar Vudolkree
Country:Nepal
Language:English (Spanish)
Genre:Video
Published (Last):5 December 2015
Pages:394
PDF File Size:5.23 Mb
ePub File Size:13.3 Mb
ISBN:829-5-37797-759-2
Downloads:76844
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Mujin



Gustavo Montoya1 Asн como las sociedades, las biografнas tambiйn tienen sus periodos. Lo cierto es que estamos frente a su primera obra de envergadura; una suerte de sнntesis que luego habrнa de convertirse en el plan general de su Historia de la Repъblica del Perъ. Interesa preguntarse por las circunstancias que rodearon la elaboraciуn de esta obra, el ambiente intelectual de la йpoca, el fondo de sensibilidad social, la tradiciуn acadйmica de la que fue parte o, quizб, como veremos mбs adelante, la inauguraciуn de un horizonte historiogrбfico radicalmente inйdito.

Lo primero que salta a la vista es que Basadre se formу como historiador durante el Oncenio; en efecto, la йpoca de la "patria nueva" se sitъa entre dos crisis: entre el ocaso de la Repъblica Aristocrбtica y la crisis que antecediу a la caнda de Leguнa. Pero, ademбs, aquella fue una coyuntura de movilizaciones sociales si se tiene en cuenta que en se produjeron intensas protestas, marchas callejeras y huelgas cuyo punto culminante fue la Ley de las Ocho Horas promulgada en el gobierno de Josй Pardo.

Tambiйn es la йpoca de la primera Reforma Universitaria, habiendo sido Basadre delegado de San Marcos a los 16 aсos en el Congreso de Estudiantes realizado en el Cuzco. Durante esos agitados aсos habrнan de gestarse tambiйn buena parte de las principales obras que sentarнan las bases del horizonte ideolуgico del corto siglo xx; me refiero a obras tan importantes como los 7 ensayos de interpretaciуn de la realidad peruana , de Josй Carlos Mariбtegui; el aprismo con Haya de lamiento indigenista con Tempestad en los Andes de Valcбrcel; el anarquismo de Gonzales Prada; la emergencia de las provincias y el intenso debate sobre la regionalizaciуn y el centralismo, con autores tan valiosos como Hildebrando Castro Pozo, Emilio Romero, Josй Antonio Encinas, Uriel Garcнa, Julio C.

Basadre inicia su obra dentro de una generaciуn que estuvo marcada por importantes fenуmenos polнticos, sociales e ideolуgicos producidos en la escena internacional y nacional. Todos estos fenуmenos serнan decisivos no sуlo para su obra, sino aun para definir el inicial entusiasmo que mostrу por el socialismo. Interesa esto para delinear las rupturas y las continuidades que marcaron el paso de su generaciуn, para esclarecer e identificar el ambiente intelectual que le antecedнa y saber finalmente la actitud que asumieron los intelectuales.

Luego de la Independencia y hasta el final de la Guerra del Pacнfico, lo que tenemos es un escenario historiogrбfico en el que predominу la narraciуn de acontecimientos. Veamos rбpidamente y en lнneas generales algunas de sus caracterнsticas. Para empezar, ninguno de ellos produjo una sнntesis del proceso histуrico peruano; no tendrнan por quй haberlo hecho. El Perъ, como entidad colectiva, apenas si estaba en la agenda ideolуgica e intelectual de aquella йpoca.

Esta histo-riografнa, ademбs de traducir y condensar el imaginario ideolуgico y las tensiones culturales de esta йpoca, tambiйn permite explicar la lenta pero dificultosa construcciуn del Estado republicano, la belicosidad de los pueblos, las soberanнas en conflicto, el protagonismo de los caudillos, la ural, mestizo e indнgena. La siguiente corriente historiogrбfica la constituyу la llamada generaciуn del , aquellos intelectuales inicialmente orgбnicos y luego crнticos del periodo de la Repъblica Aristocrбtica.

Los nombres que destacan son definitivamente los de Josй de la Riva-Agьero y Francisco Garcнa Calderуn, ambos provenientes de la oligarquнa peruana y con una sуlida formaciуn acadйmica.

A este respecto, resulta ejemplar el desgarramiento interno que padecieran durante la йpoca de su mayor capacidad intelectual y, precisamente por ello, su abierto cuestionamiento al grupo social al que pertenecнan.

La obra de este grupo generacional se puede definir como el primer intento de proporcionar imбgenes sintйticas del proceso histуrico peruano. Riva-Agьero sorprendiу a su tiempo con esa impecable tesis que es La historia en el Perъ y en la que hace un generoso derroche de erudiciуn, crнtica y amplitud de perspectiva histуrica; es, citando a Manuel Valladares, el Riva-Agьero demуcrata y liberal. El Perъ Contemporбneo de Garcнa Calderуn puede ser considerada con justeza como la primera sнntesis del proceso histуrico del paнs en dуnde, ademбs, el autor propone un proyecto de modernizaciуn alternativo.

Y fue sobre aquella herencia y aquel escenario que Basadre fue gestando su obra, al interior de la tensiуn social y la encrucijada histуrica que significу el propio ambiente de su йpoca; periodos de trбnsito y de rupturas acicateados por la Reforma Universitaria, las movilizaciones populares y la insurgencia de las provincias.

Como seсalй lнneas arriba, La Iniciaciуn de la Repъblica fue una suerte de plan general que desarrollу luego en su monumental Historia de la Repъblica del Perъ, verdadero ensayo general de una obra que a travйs del tiempo se convirtiу en la referencia obligada de cualquier otro texto sobre este periodo. Para conocer el sustento teуrico de esta inaugural obra de Basadre tenemos a la mano sus propias certidumbres sobre el mйtodo que escogiу, las perspectivas teуricas que le fueron inherentes y la estrategia intelectual que habrнa de inaugurar.

Si bien йste tiene la ventaja de la visiуn de conjunto, permite en cambio que se esfume, se rompa o se parcele el concepto de las tendencias. He buscado, pues, un mйtodo que me atreverнa a llamar cнclico a base de un conjunto de monografнas separadas que ocultamente se hallan unidas. La lectura de la obra en su totalidad puede dar la visiуn de conjunto y, al mismo tiempo, la lectura de cada secciуn, llamada "libro", o de cada capнtulo puede marcar la trayectoria de una clase social, de una tendencia doctrinaria o de una individualidad descollante.

Estas consideraciones tienen mayor sentido si se toma en cuenta que Basadre trataba de proporcionar una visiуn total del Perъ republicano. Esta certidumbre, comъn a su generaciуn, tambiйn debe ser comprendida en el caso particular de Basadre como una respuesta al ambiente polнtico generado por el Centenario de la Independencia y, desde este punto de vista, una propuesta alternativa a las imбgenes fragmentadas elaboradas hasta entonces; pero, sobre todo, la necesidad de razonar los acontecimientos y superar el tono de condena que prevalecнa sobre la Repъblica a propуsito de la Guerra del Pacнfico y en abierta polйmica con la prйdica y el magisterio de Manuel Gonzбlez Prada.

En suma, construir una nueva imagen del Perъ que se corresponda con las exigencias de un paнs en el que se habнa producido importantes cambios, en el que ingresaban a la escena polнtica y social nuevos actores colectivos.

En este punto radica la importancia de la obra de Jorge Basadre: establecer un diбlogo con su tiempo, dar respuestas afirmativas y elaborar un programa de vida en el que su biografнa terminу confundiйndose con la biografнa de la sociedad y del tiempo que quiso retratar. No deja de llamar la atenciуn el descomunal proyecto que Basadre se impuso: establecer una periodizaciуn, utilizar nuevas fuentes, contemporizar el razonamiento histуrico, formular nuevas preguntas al pasado, pero, sobre todo, la actitud e intuiciуn moderna de utilizar el conocimiento histуrico para explicar el presente.

Basadre inaugura de este modo, una radical manera de ejercer el oficio de historiador en el Perъ. Y es por efecto de este programa de investigaciуn que uno puede comprender la hegemonнa que esta generaciуn tuviera, a lo largo del "corto" siglo xx.

En el segundo tomo de La Iniciaciуn de la Repъblica , Basadre volverб sobre el mйtodo elegido y sus certidumbres teуricas; al respecto seсala: Se necesita ver primero cуmo fueron en realidad las cosas y quй hicieron los hombres para luego trazar las coordenadas integrales de la йpoca.

En el Perъ, sobre todo, no es posible en asuntos de estudio limitarse a ser arquitecto y dibujante de la obra que se construye; hay que descender hasta ser picapedrero y albaсil. No es en este caso culpa del autor, por lo demбs, si su labor, por exigencias de la labor misma, tiene que parcelarse en mбs de dos volъmenes.

Otro elemento que ya aparece y que luego serнa desarrollado es el tema de la imaginaciуn histуrica, rondando los predios de la literatura. Aquн la exigencia es hacer inteligible la historia, dotarle del imprescindible tono de vivacidad y dinamismo, retratar el movimiento: [ Por ello, inclusive, pierde la obra vivacidad y amenidad.

Existe un tercer elemento tempranamente advertido por Basadre y que tiene que ver con las distancias que guardу del culto a la erudiciуn, esa suerte de "diбlogo" con los muertos, la historia como ucronнa: Tampoco campea aquн, sin embargo, el eruditismo escueto.

No se trata de acumular y acumular datos en un afбn de trapero; se trata de bucearen los documentos autйnticos y sacar de ellos lo mбs importante y esencial. Menos se trata de encontrar en los papeles viejos una especie de droga para no vivir. El plan capital con que esta obra ha sido concebida entraсa, precisamente, lo opuesto: lejos de todo afбn de exaltar o de denigrar, de todo prejuicio o supersticiуn sea de familia, de persona, de clase, de secta o de doctrina sуlo con el propуsito de conocer cуmo se ha formado y cуmo ha vivido el Perъ.

Pero hay algo mбs, en su temprana йpoca de historiador, ya Basadre fue configurando en su conciencia y luego incorporando a su vasta obra, su apuesta por la utilidad polнtica de la historia. En efecto, historia, naciуn y Estado serнan para Basadre las columnas que podrнan forjar la nacionalidad peruana. Aсos despuйs afirmarнa categуrico: "Organizar el Estado sobre la Naciуn: he ahн el ideal".

Y en otro texto sobre este mismo tema: Y dentro del espнritu de investigaciуn de la verdad que ignoran y encharcan los que preguntan quй resultado prбctico se obtiene con tan inъtiles pesquisas, cuando el noventa por ciento de la orientaciуn cientнfica, incluso la de las ciencias antropolуgicas con las que este ensayo tiene alguna semejanza, tampoco produce rebultados materiales.

En cuanto a la historia patria, baste decir que su inmenso valor tiene, entre otras causas, la de que frente a nuestra multiplicidad racial y a nuestra heterogeneidad geogrбfica es, junto con el Porvenir, lo ъnico que tenemos de comъn como nacionalidad.

Pero este es precisamente el valor que tiene su enunciado: el de proporcionar alternativas, proponer soluciones, afirmar; o, como lo expresara Flores Galindo en un breve artнculo en homenaje a Basadre, su "terca apuesta por el sн". Pero, ademбs, esta actitud tiene que ver con otro tema comъn a los historiadores: se trata del compromiso personal y privado entre el historiador y su oficio, el fuero individual en el que muchas veces se definen los temas, las orientaciones, los silencios o apologнas.

Este es su testimonio: "A la larga, lo que importa en la vida y en la obra es ser uno leal consigo mismo, proceder de acuerdo con el fondo insobornable que todos llevamos adentro". En esa oportunidad, y ante la presencia de Leguнa, Basadre desarrollу otra de las vertientes bбsicas de su obra. Sintomбticamente el tнtulo de su discurso que luego se convirtiу en libro fue La multitud, la ciudad y el campo en la historia del Perъ En efecto, otra de las caracterнsticas de este libro, fue la de incorporar y concebir a las multitudes y a las clases populares como actores polнticos y sociales esenciales en la historia.

Que esta preocupaciуn lo acompaсу toda su vida, se puede comprobar con este pasaje de su libro El azar en la historia , texto escrito cincuenta aсos despuйs, con motivo de la polйmica que estableciу a propуsito de la Independencia del Perъ: Aquella historia de la gente de abajo, si es autйnticamente efectuada, conduce a las estructuras mismas de las sociedades y a lo mбs hondo de las conciencias, aunque los movimientos mismos se interrumpan [ De hecho, el proyecto inicial comprendнa un tercer volumen que debнa salir de inmediato y "otros mбs".

He aquн su testimonio: Queda ahora para un volumen que serб publicado inmediatamente despuйs, el anбlisis de las tendencias doctrinales, de la acciуn de las clases sociales y del factor geogrбfico-econуmico, en los aсos comprendidos entre este tomo y el primero.

Dentro del espнritu de la historiografнa clбsica, lo que el presente tomo concluye serнa suficiente; pero en los tiempos actuales en que hay tanto interйs por el factor social y econуmico y por la confrontaciуn ideolуgica ello no basta. La respuesta estб en las circunstancias polнticas de la йpoca y en la actitud que Basadre tomу.

El aсo cae Leguнa, la Universidad es recesada y la mayorнa de intelectuales progresistas de la йpoca toman rumbos diferentes. Unos optan por la militancia polнtica y se adhieren al aprismo y al comunismo como proyectos radicales para transformar el paнs, no muy pocos se incorporan al rйgimen de Sбnchez Cerro, algunos ensayan una vнa alternativa e independiente.

Entre estos ъltimos se encuentra Basadre. Finalmente opta por salir del paнs. Entonces visita Estados Unidos de Norteamйrica, Alemania y Espaсa, paнses en los que conoce y se acerca a las corrientes historiogrбficas de la йpoca. En Alemania conoce la dramбtica experiencia de la Repъblica de Weimar, asiste al ascenso del nazismo y la agitaciуn social por efecto de las movilizaciones, presencia ceremonias del nacional-socialismo; pero es mejor dar paso a su propio testimonio para conocer su experiencia en Berlнn: Casas modernistas, a veces sin techo, en los barrios nuevos.

Baсos de sol. A este sнmbolo de la enorme riqueza del universo en contraste con la miseria humana, miles de jуvenes de entonces le rendнan un culto fervoroso. Muchachos que, a veces, tenнan algo de jovencitas, y niсas con cierta apariencia viril. Agrias discusiones polнticas surgidas de pronto en cualquier lugar. Mendigos que insultaban cuando no se les daba limosna. Uniformados vendedores de periуdicos. Innumerables tiendas callejeras con folletos, libros y hojas de todas las ideologнas, de todas las creencias, de todos los extremismos, no sуlo los de tipo polнtico y social sino en mъltiples campos como el ocultismo, la astrologнa, el uso de las drogas, la libertad sexual, el vegetarianismo, la homeopatнa y otras cosas.

Manifestaciones espectaculares de los nacional-socialistas, de los comunistas, de los socialistas, de los "alemanes nacionales", de los "cascos de acero". Adolescentes agresivos irrumpiendo de pronto en las calles para gritar "Deutschland erwache", es decir "Alemania despierta" o "Rot front", "frente rojo". Propaganda, prostituciуn, pintura expresionista o postexpresionista y cinema de vanguardia. Rara mezcla entre un exceso de cultura y una vitalidad primitiva de la que fluнa un nihilismo, una liberaciуn desnuda con un amargo sabor en el que fermentaba una patйtica, y a la vez, alegre despreocupaciуn.

Toda la gente hallбbase infectada, de un modo u otro, como en una epidemia, por la obsesiуn polнtica, envuelta en ella y en vнsperas de ser perseguida o perseguidora, vнctima o victimaria. Y en medio de todo, la belleza de los paisajes; el esplendor de los tesoros artнsticos. En efecto, la tensiуn de su escritura, presente en el texto anterior escrito en , ya se dejaba insinuar en La Iniciaciуn de la Repъblica.

Y este es un punto de quiebre en el estilo de Basadre, si uno compara, La Iniciaciуn Si en La Iniciaciуn La serenidad contemplativa, cierto tipo de neutralidad que se acerca al ideal de intelectual proyectado por K. Su consigna parece seguir el consejo preventivo que reclamaba Espinosa: "no reнr, no llorar, hay que comprender". Pero en Alemania tambiйn Basadre llegarб a la conclusiуn de que el Estado es mбs fuerte que la naciуn. Supera las presentaciones centradas alrededor de los personajes y las de tipo descriptivo y va hacia la crнtica de la colectividad en cuyo seno la polнtica funciona en estrecho enlace con distintos intereses y factores de tipo social y econуmico.

He aquн su testimonio: La ayuda del Instituto Iberoamericano y mi asistencia a la Universidad gracias a una tarjeta de oyente me suscitaron relaciones muy valiosas. Richard Thurnwald me interesу sobre manera por sus estudios sobre los pueblos llamados primitivos, superando las separaciones geogrбficas y englobando sus distintas formas sociales, o sea, la familia, la economнa, la cultura, el Estado y el derecho.

Era con este ъltimo aspecto con el que querнa familiarizarme dentro de la finalidad de saber algo de la llamada etnologнa jurнdica en sus mбs recientes expresiones, por su posible utilizaciуn para el estudio del derecho prehispбnico, ya que incurren en un error quienes estudian nuestras viejas culturas utilizando sуlo las huellas que de ellas han quedado y desprecian el mйtodo comparativo, que es necesario utilizar pero, evidentemente, con suma cautela.

Me sirvieron mбs tarde mucho aquellos estudios para organizar la secciуn sobre derecho inca en mi cбtedra del Derecho Peruano. Tambiйn llegue a acercarme a la tйcnica y a la metodologнa de la historia del derecho como disciplina con identidad propia Acabбbase de establecer la Repъblica en Espaсa, y desde lejos, tan novнsimo experimento parecнa interesante.

Se me ocurriу viajar a Madrid y creн que quizбs me serнan ъtiles, desde Parнs, las recomendaciones de mis parientes Francisco y Ventura Garcнa Calderуn. La Repъblica en Espaсa estaba impulsando centros de investigaciуn clбsicos, arбbigos e hispanoamericanos en Salamanca, Sevilla y Granada. Conociу a Josй Marнa Ots y Capdequн.

En Sevilla fue incorporado al Centro de Estudios Hispanoamericanos, dictу dos conferencias por semana y paralelamente empezу a investigar en el Archivo de Indias y en el Palacio Real de Madrid sobre la legislaciуn de Indias durante el periodo inmediatamente anterior al proceso de la Independencia. Formу parte de la Internacional hispanoamericanista.

En suma, dice Basadre: "entre fines de y fines de , vivн consagrado a faenas de obrero historiogrбfico en Sevilla y Madrid". Considero que este viaje a Europa y su permanencia en Alemania y Espaсa fue esencial para su formaciуn y la posterior continuaciуn de su monumental Historia de la Repъblica del Perъ.

HCF4049 DATASHEET PDF

jorge basadre

.

BILL MOLLISON FERMENT PDF

Historia de la Republica del Perú, 1822-1933 (T. 1)

.

HOXTON SQUARE ZAHA HADID PDF

Jorge Basadre y la Historia de la República del Perú

.

MANUAL OF MINERALOGY KLEIN AND HURLBUT PDF

Basadre - Historia de La Republica Del Peru - Tomo 2

.

Related Articles