KEN WILBER LA CONCIENCIA SIN FRONTERAS PDF

Sbitamente, sin la menor advertencia, en cualquier momento o lugar, sin causa aparente, puede suceder. De improviso me encontr envuelto en una nube de color semejante al de las llamas. Por un instante pens en un incendio, en una inmensa conflagracin en algn lugar inmediato a aquella gran ciudad, al momento siguiente comprend que el fuego estaba dentro de m. Entonces me inund un sentimiento de jbilo, un inmenso regocijo acompaado, o seguido inmediatamente, por una iluminacin intelectual imposible de describir. Entre otras cosas, no llegu simplemente a creer, sino que vi que el universo no est compuesto de materia muerta, sino que es, por el contrario, una Presencia viviente; tom conciencia de la vida eterna que hay en m. No era la conviccin de que tendra una vida eterna, sino la conciencia de que la posea ya entonces; vi que todos los hombres son inmortales; que el orden csmico es tal que sin la menor duda todas las cosas colaboran para el bien de todas y cada una de ellas; que el principio fundamental del mundo, de todos los mundos, es lo que llamamos amor, y que la felicidad de todos y cada uno es, a la larga, absolutamente segura.

Author:Daishakar Kigalkree
Country:Malta
Language:English (Spanish)
Genre:Environment
Published (Last):10 October 2012
Pages:36
PDF File Size:6.42 Mb
ePub File Size:20.8 Mb
ISBN:274-6-83949-698-5
Downloads:82595
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Mujas



Crecimiento de las fronteras VII. El nivel del centauro IX. El yo en la trascendencia X. Nuestra experiencia contiene muchas de estas limitaciones y demarcaciones que, en conjunto, crean un espectro de la conciencia.

Cada tipo de terapia intenta disolver un determinado linde o embrollo en la conciencia. Debo mencionar especialmente a varios autores, a cuyas obras he recurrido libremente para exponer mis puntos de vista. Lincoln, Nebraska Primavera de I. Cita de R. El polvo y las piedras de la calle eran tan preciosos como el oro, los portales eran al comienzo los confines del mundo. El Perfecto Uno que es todo amor Mundos y sistemas, todo se combinaba en una armoniosa totalidad.

Su trazado puede rectificarse. Mojar la cama, los movimientos del vientre, el sonarse las narices Y todo se relaciona con eso Pero, en general, cuando el individuo llega a la madurez ya se ha despedido afectuosamente del pobre hermano asno. El cuerpo se convierte en territorio extranjero, casi pero nunca del todo tan extranjero como el propio mundo exterior. En pocas palabras, lo que el individuo siente como su propia identidad no abarca directamente el organismo como un todo, sino solamente una faceta del organismo, a saber, el ego.

Por diversas razones, algunas de las cuales ya analizaremos, es posible que el individuo se niegue incluso a admitir que algunas facetas de su propia psique son suyas. Aunque las experiencias o vivencias transpersonales son, hasta cierto punto, similares a la conciencia de la unidad, es menester no confundirlas. En la conciencia de la unidad, la identidad de la persona es identidad con el Todo, absolutamente con todas las cosas. Aunque no se identifique con el Todo, tampoco su identidad se mantiene confinada exclusivamente al organismo.

Y llegado al nivel final del espectro, puede incluso reducir su identidad a facetas de su mente, alienando y reprimiendo la sombra, es decir, los aspectos no aceptados de su psique. En este caso, su cuerpo se ha pasado al enemigo. El problema es muy real, tanto para el profano interesado como para el terapeuta profesional. En otras palabras, son todas ellas terapias orientadas hacia el nivel del ego. En otras palabras, apuntan al nivel de la conciencia de unidad.

Algunas de estas correspondencias se muestran en la fig. Cuando una persona desciende un nivel del espectro, ha trazado un mapa nuevo de su alma y ensanchado su territorio. Incluso nuestras abstracciones supremas se fundan en oposiciones. Porque la naturaleza, al parecer, no sabe nada de ese mundo de opuestos en que vive el hombre.

No hay siquiera especies bellas y feas; por lo menos, no las hay para la naturaleza, que se complace en producirlas de todas clases. Incluso es posible que haya osos listos y osos tontos, pero no parece que a ellos les preocupe mucho. Nadie ha descubierto complejos de inferioridad en los osos. Del mismo modo, en el mundo de la naturaleza se da la vida y la muerte, pero tampoco esto parece asumir las dimensiones aterradoras que se le asigna en el mundo de los humanos. No le angustia el dolor futuro ni se queja del dolor pasado; todo parece muy simple y muy natural.

A veces decimos que todo eso es cierto porque, lisa y llanamente, la naturaleza es tonta. Dolor y placer, bien y mal, vida y muerte, esfuerzo y juego Ahora bien, la forma en que de ordinario intentamos resolver estos problemas es tratar de extirpar uno de los opuestos.

Los monistas intentan reducir la pluralidad a la unidad, los pluralistas procuran explicar la unidad como pluralidad. Dios y el diablo, la vida y la muerte, el bien y el mal, el amor y el odio, uno y los otros Y, en efecto, tal es precisamente la idea que del cielo tienen muchos pueblos, idea que ha llegado a significar, en vez de la trascendencia de todos los opuestos, el lugar donde se acumulan todas las mitades positivas de las parejas de opuestos, en tanto que el infierno es el lugar donde amontonamos todas las mitades negativas: el dolor, el sufrimiento, el tormento, la angustia y la enfermedad.

Destruir lo negativo es, al mismo tiempo, destruir toda posibilidad de disfrutar de lo positivo. En otras palabras, comprar y vender son simplemente dos aspectos de un solo.

WELL COMPLETION DESIGN BY JONATHAN BELLARBY PDF

La conciencia sin fronteras

.

BIBLE SPELLS WILLIAM ALEXANDER ORIBELLO PDF

“¿Quién soy?” de Ken Wilber

.

ANALYTICAL INSTRUMENTS KHANDPUR PDF

La Conciencia sin Fronteras

.

BIGUANIDAS MECANISMO DE ACCION PDF

Ken Wilber - La Conciencia Sin Fronteras.docx

.

Related Articles